Historia de Bi-Tartean

Pasado, Presente y futuro

Es bien sabido que en las calles, los barrios y los pueblos en los que hay comercio, hay vida. Por ello, en 1991 un grupo de comerciantes de Urretxu y Zumarraga se unió con un objetivo común: Aunar esfuerzos para poder sobrevivir y hacer frente a los grandes centros comerciales que se estaban promoviendo y se localizaban sin límites en las afueras de los cascos urbanos.

El tiempo nos ha enseñado que fomentar los comercios y la hostelería de nuestros pueblos y barrios trae muchos beneficios a la sociedad:

  • Mejora la calidad de vida: La dinamización urbana, las relaciones que se crean, la seguridad, la limpieza,… nos ayudan a vivir mejor.

 

  • Ayuda a la economía local: Las compras realizadas en los comercios urbanos contribuyen a la riqueza del propio municipio.

 

  • Fomenta el desarrollo sostenible: Disminuye la utilización del vehículo privado y evita la edificación en terrenos limitados y cada vez más escasos.

 

  • Favorece la compra responsable: Comprar en los pequeños comercios nos ayuda a comprar solo aquello que necesitamos. Además, con la compra de productos locales ayudamos a los baserritarras y a las empresas locales.

 

La asociación Bi-Tartean ha tenido que trabajar mucho con el objetivo de dinamizar el sector comercial y los entornos urbanos y ofrecer a sus clientes una atención personalizada y calidad en el servicio y en los productos. Los Ayuntamientos, Uggasa, la Mancomunidad y el Gobierno Vasco han sido compañeros de viaje y su ayuda ha sido necesaria en la consecución de los objetivos. No obstante, hemos conseguido que Urretxu y Zumarraga sean dinámicos gracias a sus habitantes, ellos son los que han conseguido que seamos lo que somos y necesitamos su ayuda para seguir adelante.

Comprando en el pueblo ganamos todos.